FAMÍLIES

“Padres e hijos reciben el titulo el mismo día, pero ninguno de ellos ha asistido a un curso para ejercer su profesión” (Mafalda)

v  Planificar un horario de estudio.-   

     ¡Cuántas veces nos lamentamos porque no tenemos tiempo para todo! Lo mismo le ocurre a nuestro hijo. No podemos hacer que el día tenga más horas, pero sí podemos aprovecharlas al máximo. ¿Cómo? Planificando nuestro trabajo.

 v  Negociación sí, chantaje no.-  Desde muy pequeños los niños aprenden a negociar: – “Mamá, si me como todo, ¿podré ver la tele diez minutos más?” – “Papá, si apruebo todo, ¿podré llegar a las dos de la mañana?” – “Si acepto ir con vosotros a casa de los abuelos, ¿podré luego pasar la noche fuera?”

         Es cierto que negociando se adquieren herramientas de comunicación, e incluso de persuasión, pero no todo se puede negociar. Y cuando algo es innegociable, también se desarrollan herramientas de fortaleza o de superación personal ante la frustración…………